¿Qué es Pastoral?
    

“Una vez salió un sembrador a sembrar…” (Mt 13, 3)

      La semilla que el Señor ha sembrado en cada uno de los que formamos la comunidad educativa necesita ser regada cada día, en cada momento. Cada uno desde su situación necesita un poco de agua fresca que haga germinar la semilla que Dios, el Sembrador, ha puesto en nuestro corazón.

      En el Equipo de Pastoral nos consideramos como la ‘pequeña regadera’ que cada día se acerca a la tierra que ha acogido la semilla de Dios para que esta siga creciendo, para que se convierta en un matorral o en una espiga que de generoso fruto, sea lo que sea, pero que siga creciendo, que siga dando testimonio de la presencia de Dios en nuestro mundo y en el corazón de cada criatura.

 

 
     

 

      El Equipo de Pastoral es el encargado de distribuir el agua de la Palabra, el agua de la Oración, el agua de la Buena Noticia, el agua de la Reconciliación, el agua de la Navidad, el agua del Comienzo de curso, el agua de acoger con una sonrisa... Es el que mantiene verde y fresca la labor de cada una de las asignaturas, de cada una de las tareas del Colegio, de cada uno de los encuentros... En ocasiones es la nube que pasa periódicamente por encima del Jardín para que no se seque, para que tenga un color diferente, unas flores nuevas. Su tarea muchas veces no se ve, pasa desapercibida, es escondida... porque riega por la noche, en una propuesta diferente, en un trabajo desinteresado, en un quehacer de sonrisa diaria.

      Pero el Equipo de Pastoral es mucho más que los que lo forman.


      La Pastoral del Colegio es tarea de todos los profesores del Colegio, de los administrativos y de la Comunidad Carmelita. Los detalles de cada día con el otro son los que riegan con el agua de Dios nuestra tarea, son las gotas de agua fresca que hacen crecer el jardín y mantienen frondoso todo aquello que el Señor ha sembrado en nuestro corazón.